domingo, 28 de marzo de 2010

PICO CANDINA Y SU BUITRERA COSTERA:

Hoy hemos ido a patear un poco. David, que siempre me anima a salir al monte de vez en cuando, su tio Miguel y yo fuimos hasta las cercanías de la ria de Oriñón para subir al Monte Candina, un enorme farallón casi cortado a pico por su cara norte, que deja un exiguo espacio entre su pared y el mar para que las casas de la población de Sonabia tengan donde asentarse. Sus casi 500 metros de altura, sus verticalidades y su proximidad al mar hacen de este emplazamiento un lugar idóneo para alojar una colonia de buitres. Y es precisamente esa proximidad al mar la que hace peculiar a esta buitrera, pues según tengo entendido quedan muy pocas buitreras costeras en Europa.

El día empezó mal, pues una mala noticia familiar hizo que Begoña, (tia de david) no pudiese venir a la excursión. Espero que todo vaya bien al respecto.

La ruta, bien marcada y prácticamente sin posibilidad de perdida, transcurre en un atormentado paisaje calizo, con lo que a menudo hay que tener cuidado de donde se ponen los pies, pues cualquier mal paso puede acabar con el pie metido en un hoyo y una pierna rota.

La subida transcurrió sin problemas, aunque nuestras esperanzas de ver algun buitre eran escasas debido a la afluencia de gente que por allí había hoy domingo, pero por suerte los gigantes del aire español se dejaron ver. Ahi va la prueba:




Un saludo, y...
¡¡¡HAPPY TRAILS!!!