martes, 28 de abril de 2009

FLIPANTE:

Nuestra afición principal es la bicicleta de montaña, pero eso no quiere decir que no nos gusten otras actividades que se practican en el entorno natural, ya sea montaña o costa, de ahí que en ocasiones salgamos a patear el monte, o a dar unas paladas domingueras en una piragua. El caso es disfrutar al aire libre. Hasta tal punto llega nuestra afición a los espacios abiertos que podemos llegar a encontrar gusto a esas jornadas de invierno, marcadas por el frio y la lluvia, en las que aún siendo casi segura la mojadura acabamos saliendo a pedalear porque incluso así nos gusta "viajar" por nuestros paisajes.

Por estas razones también podemos llegar a apreciar la belleza de otros deportes practicados en la naturaleza, pero completamente desligados de aquellas actividades que podemos realizar los normales mortales de la "masa gris" y que solo están al alcance de algunos "locos aventaos", que en otra época histórica serían considerados sin duda divinidades dignas de adoración.

Digo esto porque Diego me acaba de mandar un vídeo que hace tiempo había visto pero que no conseguía localizar. Un video en el que podemos ver una de esas actividades en la naturaleza imposibles para la mayoría, pero que cuya plasticidad, elegancia e indudable mérito nos hacen admirar la práctica y a los practicantes, en especial por desarrollarse en la naturaleza y darnos la oportunidad de contemplar la belleza de las imágenes, pues, en definitiva, lo que nos gusta es la montaña.

Os dejo con el vídeo, espero que os guste:




Un saludo, y...
¡¡¡HAPPY TRAILS!!!